Mujeres en la ciencia

¿Sabías que menos del 30% de los investigadores en Ciencia y Tecnología a nivel mundial son mujeres?

Culturalmente, las niñas crecemos interiorizando que los niños son mejores que nosotras para las matemáticas, física, informática, para la Ciencia en general. Esto lo podemos cambiar desde de la crianza. Miren el siguiente video:

Consiste en un experimento que realizaron con bebés, a los niños los vistieron de niñas y a las niñas de niños. Cuando un adulto estaba con ellos, a los bebés vestidos de niña le ofrecían juguetes tiernos y suaves, como muñecas y peluches; y a los vestidos de niños les ofrecían rompecabezas, carritos, robots. Esto se debe al estereotipo que tenemos creado sobre los géneros: las niñas deben ser delicadas, jugar a la casita, a la mamá, a cuidar de otros, y los niños ser osados, practicar sus habilidades físicas, ir más allá. La verdad es que todos podemos hacer todo, sólo necesitamos estar expuestos a esos estímulos. Los juguetes de percepción física y espacial (como rompecabezas, juguetes encajables, armables, carritos, trenes, etc.) pueden ayudarnos desde pequeñas a desarrollar interés en áreas de Ciencia y Tecnología.

Ayer 11 de febrero se celebró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. La fecha fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de reducir la brecha de género que existe a nivel mundial en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

En la actualidad, la cantidad de niñas y mujeres que reciben educación es más grande que nunca antes, y aún así, es insuficiente. En STEM estamos acostumbradas a escuchar los logros científicos de los hombres, son muy pocas las mujeres científicas que logran ser famosas por su profesión.

Si te pido que en este momento digas el nombre de una mujer científica, es muy probable que pienses en Marie Curie. Hemos crecido asociando «mujer científica» con su nombre, pero ella no es cualquier científica, de hecho su fama se debe a lo remarcable de su labor, es una verdadera estrella en el área de la Ciencia. Fue una pionera de su época y fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades (Física y Química)​.

Sin embargo, hay muchas otras mujeres que han dejado su huella en la Ciencia y no cuentan con el reconocimiento y publicidad con el que sí cuentan sus pares masculinos. Es hora de reducir esta brecha, es hora de que las niñas crezcan sabiendo que pueden ser lo que ellas quieran ser, de que no hay áreas de estudio en las que los hombres son mejores que las mujeres, es hora de que nuestros hijos vean más mujeres en STEM.

Para quienes lo desconocen, soy Ingeniero en Informática, soy una mujer STEM y me alarma saber que actualmente a nivel mundial sólo el 3% de las personas matriculadas en carreras de tecnología de la información y las comunicaciones (TIC), son mujeres; sólo 3 de cada 100 estudiantes de estas áreas son mujeres. No es por falta de capacidad, no es que sean carreras para hombres, es falta de estimulación a las pequeñas niñas, no ven mujeres desarrollarse profesionalmente o triunfar en carreras STEM, entonces no se sienten motivadas a proseguir una. El mundo necesita de profesionales de ambos géneros por igual en estas áreas, las mujeres, con nuestra particular forma de ver el mundo, podemos aportar mucho al desarrollo tecnológico.

¿Queremos cambiar esta brecha tan grande? Empecemos por ofrecerle a las niñas toda clase de juguetes desde bebés, no solamente los tiernos y suaves, sino también los que les exijan utilizar sus habilidades cognitivas y espaciales, su razonamiento lógico, y además proporcionémosles modelos femeninos a los cuales admirar, que nuestras hijas crezcan conociendo los nombres y logros de muchas mujeres científicas, que se sientas inspiradas, que quieran lograr un día lo que ellas han logrado y que quieran invitar a otras mujeres al maravilloso mundo de la Ciencia y la Tecnología. Después de todo, el mundo está evolucionando en esa dirección y esas son las áreas que más profesionales capacitados necesitan.

Yo por mi parte comenzaré nombrando tres (3) mujeres científicas que admiro:

  • Ada Lovelace: Considerada la primera programadora de la historia, elaboró el primer algoritmo destinado a ser ejecutado por una máquina. Fue una matemática, informática y escritora británica.
  • Anita Borg: Científica informática estadounidense, quien buscaba la inclusión de más mujeres en tecnología, fundó el Instituto de la Mujer y la Tecnología, llamado hoy día Instituto Anita Borg de la Mujer y la Tecnología en su memoria.
  • Evelyn Miralles: Es una Ingeniera Informática venezolana, jefe en el Virtual Reality Lab de la NASA, pionera en la realidad virtual de satélites en la NASA.

¿A quiénes mencionarías tú? Te invito a investigar sobre más mujeres STEM y difundir sus logros, ya que visibilizando lo que somos capaces de lograr, es cómo logramos inspirar a las niñas de hoy día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *